Estudio pionero analiza cómo las comunidades de plantas a lo largo de los altos Andes están respondiendo al cambio climático

El cambio climático ya está transformando las comunidades de plantas en los altos Andes. Así lo revela un estudio publicado recientemente por un equipo internacional de ecólogos asociados a la Red GLORIA-Andes, en la revista científica Global Ecology and Biogeography. La investigación titulada “Cambios en la composición de las comunidades de plantas alpinas en los altos Andes”, fue apoyado por los programas Adaptación en las Alturas y Bosques Andinos (CONDESAN-COSUDE).

El estudio analiza las tendencias detectadas en las cumbres de la Red GLORIA-Andes en diversas variables claves como, por ejemplo, la cobertura vegetal, que estima qué cantidad del terreno está cubierta por plantas, y la riqueza de especies, que es una medida del número de especies vegetales presentes en cada parcela y cumbre. Otro concepto muy importante estudiado es el de nichos térmicos, que se refiere al rango de temperaturas óptimo para el crecimiento y reproducción de las especies de plantas en la comunidad. Se estimaron las tasas anuales de cambios de estas variables y se usaron modelos para evaluar su relación con la precipitación anual, las temperaturas mínimas del aire de cada cumbre y las tasas de cambio en las temperaturas del suelo registradas localmente.

Según los resultados publicados, la vegetación altoandina está cambiando en cobertura y riqueza de especies, y estos cambios se relacionan con los aumentos detectados en la temperatura del aire y la del suelo. Además, la mayoría de las comunidades de plantas experimentaron cambios en su composición: ahora son más abundantes las especies de plantas con nichos térmicos más amplios (es decir, especies capaces de sobrevivir en un mayor rango de temperaturas) y óptimos más altos (es decir, especies capaces de prosperar en un ambiente más cálido). Para conectar estos cambios con el cambio climático es necesario continuar tomando datos por un período de tiempo mayor, ya que este estudio incluye datos para el período 2012-2019 y las tendencias de cambio observadas todavía muestran mucha heterogeneidad en las diferentes regiones estudiadas (desde los páramos del norte hasta la Tierra del Fuego).

La Red GLORIA-Andes es una red de monitoreo de largo plazo del impacto sobre la diversidad vegetal del cambio climático en los ecosistemas de alta montaña de los Andes. Está compuesta por científicos de instituciones académicas de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Venezuela. Con más de 1300 parcelas de monitoreo permanentes establecidas desde el 2010, distribuidas en 74 cumbres a lo largo de toda la cordillera, esta red genera datos de temperaturas del suelo y dinámica de la vegetación según los protocolos establecidos por la red global GLORIA.

mersin escort